¿Cuándo es necesario acudir a un Psicólogo?

cuando acudir psicologo

¿Necesito un psicólogo o seré capaz de gestionar los problemas solo? ¿ Existe alguna señal que dé la voz de alarma? ¿ Debo ir al psicólogo solo cuando tengo un problema o también puede ayudarme a lograr mis objetivos?

Son muchas las preguntas que rondan la mente de muchas personas que tienen que lidiar con situaciones nuevas o particularmente estresantes.

Es muy importante tener en cuenta que , todos , en algún momento de nuestra vida, pasamos por determinadas situaciones que nos hacen sentir mal. El dolor es parte de la vida, pero en ocasiones, el sufrimiento, la ansiedad o el agobio, son tan intensos que provocan un profundo malestar e incluso afectan a nuestro desempeño cotidiano. En estos casos, solemos estar demasiado involucrados emocionalmente, podemos bloquearnos y nos resulta difícil hallar una solución dentro de nosotros.

El momento adecuado para acudir al psicólogo es cuando detectamos que uno o varios problemas bloquean nuestra vida, inundándola de sensaciones desagradables, impidiéndonos gozar de sus aspectos positivos o placenteros.

Desafortunadamente, hay mucha gente que pasa muchos años sin reconocer sus problemas o no se atreven a dar ese primer paso para poder solucionarlo. Esto se debe a que son muchas las personas, que consideran que ir al psicólogo o hacer terapia es “ solo para los locos”. De esta manera, se encierran en un bucle de negatividad que les impide disfrutar plenamente de la vida. En cambio, no es necesario que vivas así, un psicólogo puede ayudarte.

El hecho de ir a terapia psicológica, no significa que seas débil sino todo lo contrario, es un gesto de valentía a través del cual, reconoces que tienes una dificultad y quieres solucionarla. No todas las personas tienen el valor de enfrentarse a sus problemas, por lo cual, es un gran paso tomar la decisión de acudir a un profesional que pueda ayudarte.

Cuando tengo que ir al psicólogo?

En este post quiero recoger algunas de las razones por las que está indicado solicitar ayuda psicológica.

Por lo tanto, debemos acudir al psicólogo cuando…

  • El estrés empieza a mostrarse a través de sus síntomas psicosomáticos : insomnio, problemas digestivos, cardiovasculares, sexuales…
  • Nos sentimos “como un manojo de nervios” y cualquier situación hace que perdamos el control y que respondamos con agresividad o con un llanto inconsolable.
  • Tenemos una obsesión por padecer graves enfermedades o contagiarnos de ellas y esto nos lleva a tener conductas extrañas y repetitivas , de las que no podamos prescindir sin que su ausencia nos genere ansiedad.
  • Estamos atenazados por miedos que nos impiden salir a la calle, relacionarnos con otras personas, permanecer en un sitio cerrado, hablar en público, viajar, etc…Es decir, cuando el temor o la inseguridad nos impiden desarrollar nuestras habilidades y disfrutar de personas, animales y cosas que nos rodean.
  • Sintamos que la tristeza, la apatía y la falta de ilusión empiezan a agobiarnos y a emitirnos el siempre equivocado mensaje de que nuestras vidas carecen de sentido.
  • Todo nuestro alrededor lo percibimos amenazante y nos sentimos solos, incomprendidos o desatendidos.
  • La ansiedad es una constante diaria , que impide la estabilidad y serenidad necesarias para mantener pensamientos positivos, tranquilidad o la posibilidad de gozar de los pequeños placeres cotidianos.
  • Las dificultades sexuales afloran y vivimos la angustia que causan la impotencia, la falta de deseo o de sensaciones eróticas y , sobretodo, problemas de comunicación con nuestra pareja.
  • Otros especialistas (médicos , psiquiatras…) te aconsejan la necesidad de buscar tratamiento psicológico o complementar el farmacológico, porque “ las pastillas” son insuficientes.
  • Necesitas recibir pautas u orientaciones sobre cómo ayudar a una persona significativa en tu vida como un hijo, familiar o amigo.
  • Buscas asesoramiento para tu hijo (niño, adolescente) en cuanto a hábitos de estudio, déficit de aprendizaje, emociones y miedos, problemas de conducta, desobediencia, etc.
  •  Tienes dificultad para tomar decisiones o marcarte objetivos y llevarlos a cabo.

Es importante que sepas , que nuestra ética profesional , nos obliga a mantener el anonimato y el secreto profesional de todas las conversaciones que se lleven a cabo. Por lo tanto, se respetará la intimidad y la privacidad de todas las personas que pasen por consulta.

¿ Te has sentido identificado con alguna de estas situaciones?

Si es así , te animo a que busques ayuda profesional para poder ponerle fin a tus problemas.

¡Ánimo!   ¡Es el momento de ponerle fin a tu malestar!

Te espero,

Un abrazo,

Ana Belén Medialdea

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Ana Belén Medialdea

Ana Belén Medialdea

Psicóloga general sanitaria en Madrid. Especialista en terapia con adolescentes, adultos y familias desde el enfoque de terapia breve y estratégico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies en esta web para mejorar nuestro servicio más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar